Conquer The Wall Marathon: 2017 | The year of the Rooster.
COUNTDOWN TO CONQUER THE WALL 2017:
REGISTER

My story started 2 years ago approximately. Fortunately it is not related to any tragic events or strong calamities. In fact I think is kind of fun.

Two years ago my physical health was struggling. I was above 95 Kg. Not to say about my physical condition. It was just pathetic. Overweight. I could not even stand the subway stairs without being all sweaty and short of breath. My food consisted primarily of delicious but infamous tacos. And I thought I was ok with it.

Sometime in November some medical staff got into the office, it was some kind of annual medical check for all employees in my company. It was not mandatory, but I decided to go anyway. The results were really catastrophic! Overweight, high cholesterol, high sugar indicators and the most concerning part of it was when the nurse told me that she did not want me to leave since my blood pressure was extremely high and I could have a heart attack. I just felt a big chill and sat in her office really concerned. I always thought about that health issues happened to other persons, but not me. I was even appointed to have a heart exam, since I could have a more serious issue because of it.

It was a really big shock for me. My medical appointment for heart checking was in about one week in a half. I was really scared so I quit smoking; I also stopped eating all that nasty food and not even talk about salt consumption. I used to eat a lot. I thought to myself: “not anymore”. It was really difficult but my biggest fear is to have some hyper tension issue or some heart attack risk so I decided to try. It could not hurt more that my current way of life.

In the mean time I decided to keep a track of my blood pressure measurements, so, when I went to the doctor I just took my exam results from one week and a half ago and my notebook with my tracker about my blood pressure. The doctor recommended me to stop eating a lot of salt. And she did not recommend any high performance exercise, at least not until knowing about my heart condition. It’s worthy to mention that all my blood pressure records were Ok, but I wanted a professional opinion anyway. It was a great relief when doctor told me that my heart was just fine and that most probable thing about the measurements of my blood pressure was that nurse did not measure well.

So, in the end it happened that nurse, with all her bad skills for measuring the vital signs did me a great favor, because the fear did not go away with that notice. I decided that I was not happy with my current situation, so I would need to make some changes in order to be happy with me.

It was hard in the beginning, I just had too many years without taking care of myself, but I decided to start anyway. I went to the gym. I used to take huge Miami Dolphins jerseys in order to avoid feeling embarrassed about my body and then I started to make some exercise. It was hard but soon I found out that once I started I wanted to keep going. I kept my medical report in my wallet in order to be able what might happen if I decided to quit. I was never a big fan of gyms, I love the fresh air, so I decided to give it a shot and I started to run, I wanted to do some bike but did not have any, so I went for a run.

First day, after one month of training I was able to run 5 KM, but it was not the distance, it was about running in a beautiful place with my thoughts and sometimes with some rock and roll records. I just loved it.

The story from there is pretty straight. Running I found a sense of greatness and comfort that I haven’t found in any other physical activity. I always was clumsy, not the sporty guy, but running was different. I started to read about what to eat, the technique, how to get better performance. I started to run in some races organized by some local companies. I remember the first one I was not able to sleep the night before.

After my first race I decided that this was the kind of joy and excitement I was looking from a sport. Not only the feeling of self improvement or realization, but joy because of all the people cheering you up in the road. It was a really good atmosphere, the energy emanating from this kind of competitions is really positive. No bad feeling against a runner, but everybody is trying to cheer you up. It is a really special energy.

After one year and two months of running I decided to try and hit the Great Wall of China Marathon. Several friends of mine thought the idea was crazy. They thought I was not trained well enough. I decided to try it anyway. I just got hurt one month before the competition. A muscle torn, so I was not able to train, actually I was not even sure to be ready for the competition. I decided that I would achieve my dream. I made my rehab and tried this one. This is a TOUGH AND CRAZY race. I spent about 8 hours trying to accomplish this one and I did it. The landscape, the challenge, it was just great. One of my most vivid memories about this race is about 2 good looking Australian girls cheering me up when I was running. It made me realize that is all about of how you feel and what you transmit.

Just wanted to say: if you are a nurse that works in Mexico and some time back in 2011 you took some blood pressure to a fat guy and told him that he was near to have a heart attack, (even if that was not true), ¡Thank you! I did it all by myself but definitely this was a little, (and a HUGE) push for me

Daniel Hernández, Mexico

Mi historia comenzó hace 2 años aproximadamente. Afortunadamente, no se relaciona con ningún evento trágico o calamidades fuertes. De hecho creo que es bastante divertido.

Hace dos años, mi salud física estaba bastante mal. Yo estaba por encima de los 95 Kg. Ni que decir acerca de mi condición física. Simplemente patética. Sobrepeso. Ni siquiera podía subirr las escaleras del metro sin terminar todo sudoroso y sin aliento. Mi comida se componía fundamentalmente de deliciosos pero pocos saludables tacos. Y pensé que eso estaba bien.

En algún momento de noviembre unos doctores y enfermeras fueron a mi oficina a hacer una especie de chequeo médico anual para todos los empleados de mi compañía. No era obligatorio, pero me decidí a ir de todos modos. Los resultados fueron realmente catastróficos. El sobrepeso, colesterol alto, los indicadores altos de azúcar y el momento más difícil del chequeo fue cuando la enfermera me dijo que no quería que me fuese, ya que mi presión arterial estaba extremadamente alta y que podría tener un ataque al corazón. Sentí un escalofrío y me senté en su oficina realmente preocupado. Yo siempre pensé que los problemas de salud les pasaban a otras personas, pero no a mí. De la preocupación que tenía la enfermera a causa de mis mediciones, me recomendó agendar una cita para hacersm un examen de corazón, ya que podría tener un problema más grave a causa de la hipetensión.

Fue realmente una gran sorpresa para mí. Mi cita con el cardiólogo era en una semana y media. Tenía mucho miedo, así que dejé de fumar, también intenté cambiar mis hábitos alimenticios. Yo solía comer mucha sal. Pensé para mis adentros: “ya no más”. Fue muy difícil, pero mi mayor temor es tener algún problema de hipertensión o algún riesgo de ataque al corazón, así que decidí intentarlo. No podía doler más que mi actual forma de vida.

Por el momento me decidí a mantener un record de mis mediciones de la presión arterial, por lo que, cuando fui al médico llevé mis resultados del examen de una semana y media atrás y mi cuaderno con mis registros sobre mi presión arterial. El médico me recomendó dejar de comer sal. No quiso recomendar ningún ejercicio de alto rendimiento, al menos no hasta saber acerca de mi condición cardíaca. Es digno de mencionar que todos mis registros de presión arterial estaban bien, pero yo quería una opinión profesional de todos modos. Fue un gran alivio cuando el doctor me dijo que mi corazón estaba muy bien y que lo más probable sobre las mediciones de la presión sanguínea fue debido a que la enfermera no midió bien.

Así que, al final sucedió que la enfermera, con todas sus malas habilidades para la medición de los signos vitales me hizo un gran favor, porque el miedo no desapareció con ese aviso. Yo decidí que no estaba contento con mi situación actual, por lo que tendría que hacer algunos cambios para poder ser feliz conmigo.

Fue difícil al principio, tenía demasiados años sin cuidar de mí mismo, pero me decidí a comenzar de todos modos. Fui al gimnasio. Yo solía llevar enormes jerseys de los Miami Dolphins, a fin de evitar la sensación de vergüenza por mi cuerpo y entonces empecé a hacer un poco de ejercicio. Fue duro, pero pronto vi que una vez que empecé yo quería seguir adelante. Mantuve mi informe médico en la cartera con el fin demotivarme. Decidí  dejar de fumar. Nunca fui un gran fan de los gimnasios, me encanta el aire fresco, así que decidí darle una oportunidad a los deportes de exteriores y empecé a correr, yo quería hacer algo de bicicleta, pero no tenía ninguna, así que me fui a correr

El primer día, después de un mes de entrenamiento vi que era capaz de correr 5 KM, pero no era la distancia, se trataba de correr en un lugar precioso, con mis pensamientos y en ocasiones con algunas canciones de rock and roll. Simplemente me encantó.

La historia a partir de ahí es bastante sencilla. Al correr me encontré con un sentido de grandeza y realización que no he encontrado en cualquier otra actividad física. Siempre fui torpe, no era el tipo deportista, pero corriendo era diferente. Empecé a leer sobre lo que debía comer, la técnica, la forma de obtener un mejor rendimiento. Empecé a correr en algunas carreras organizadas por algunas empresas locales. Me acuerdo que una noche antes de la primera carrera en la que participé no pude dormir bien.

Después de mi primera carrera decidí que este era el tipo de alegría y emoción que estaba buscando de un deporte. No sólo el sentimiento de superación personal o de realización, pero la alegría por toda la gente que te anima en el camino. Fue un muy buen ambiente, la energía que emana de este tipo de competecias es realmente positivo. No mal sentimiento contra un corredor, al contrario, todo el mundo está tratando de animarte. Es una energía muy especial.

Después de un año y dos meses de entrenamiento, decidí competir en el medio maratón de la Gran Muralla China Maratón. Varios amigos míos pensaron que la idea era una locura. Ellos pensaban que yo no había entrenado lo suficiente. Me decidí a intentarlo. Las cosas se complicaron cuando un mes antes de la competencia tuve una lesión. Un desgarre muscular, así que no era capaz de entrenar, en realidad yo no estaba seguro de estar listo para la competencia. Pero decidí que iba a lograr mi sueño. Hice mi rehabilitación y entrené arduamente, pero con prudencia. Fue una carrera difícil y muy loca. Tal vez la más loca en la que he participado. Pasé cerca de 8 horas tratando de completarla y lo hice. El paisaje, el desafío, era simplemente genial. Uno de mis recuerdos más vívidos acerca de esta carrera es de 2 chicas guapas australianas animándome cuando estaba corriendo. Me hizo darme cuenta de que es todo acerca de cómo se siente uno y lo que transmite. Para estas muchachas seguramente era un loco corriendo, pero un loco con actitud y con determinación, y eso al parecer era algo que respetaban. Pero en realidad lo importante era que me respetaba a mi mismo

Para concluir sólo quiero decir: si usted es una enfermera que trabaja en México y en algún momento en 2011 tomó la presión arterial a un tipo gordo y le dijo que estaba cerca de tener un ataque al corazón, (aunque eso no era cierto) , ¡Gracias! Lo hice todo por mí mismo, pero sin duda este fue un pequeño, (y valioso) empujón para mí

Daniel Hernández, México